Fecha de cotización

Cambio

Seleccione los metales que desea representar:

Cobre
Plomo
Zinc
Aluminio
Niquel
Aleación de Aluminio
Estaño
COBRE: 00.000 € | 00.000 $
ZINC: 00.000 € | 00.000 $
NIQUEL: 00.000 € | 00.000 $
ALUMINIO: 00.000 € | 00.000 $
ALEACIÓN DE ALUMINIO: 00.000 € | 00.000 $
PLOMO: 00.000 € | 00.000 $
ESTAÑO: 00.000 € | 00.000 $

La citada organización ha implementado en su página web un buscador de puntos limpios a los que se puede llevar estos residuos para su reciclaje. Además, se ofrece a los usuarios información su tratamiento y una guía rápida de reciclaje, que les brinda las claves necesarias para dar una nueva vida a los RAEE.

Esta campaña pone a disposición de los consumidores información independiente y objetiva acerca de las ventajas que supone realizar una gestión adecuada de los RAEE y el impacto que tiene en nuestra economía y medio ambiente. Cuenta con la colaboración de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan).

Además, la campaña incluye recomendaciones y herramientas prácticas que permiten a los consumidores llevar estos residuos para su depósito en plantas autorizadas para el tratamiento de estos residuos y su posterior reutilización y reciclaje.

Informa la OCU de que el reciclaje de RAEE permite aprovechar determinados materiales para su incorporación a nuevos procesos de producción. De esta forma se cumple con uno de los grandes objetivos que marca el nuevo modelo de economía circular hacia el que se dirige la Unión Europea.

Otro tema importante son las sustancias peligrosas que incluyen los residuos RAEE y los riesgos que implican para la salud de los seres humanos y para nuestro medio ambiente en el caso de que se produzca una eliminación inadecuada (por ejemplo, depósito de estos residuos en vertederos). Debido a ello, para prevenir los efectos negativos, el desmantelamiento de estos residuos se debe realizar siempre en plantas especializadas de tratamiento de RAEE, como las que dispone Grupo Lyrsa en diferentes ciudades españolas.

Entre otros peligros de los que alerta, la OCU recuerda a los usuarios que algunos metales pesados (como pueden ser plomo, mercurio, cadmio,  y  otros componentes químicos peligrosos) que se emplean en la construcción de dispositivos electrónicos son especialmente dañinos para la salud y para nuestro entorno. Si no se realiza su reciclaje en centros especializados en RAEE pueden producirse consecuencias lamentables. Por otra parte, el vertido sin control de los gases de frigoríficos tiene efectos nocivos relacionados con la destrucción de la capa de ozono. Además, los aceites de condensadores de lavadoras contaminan el suelo si se produce su dispersión sin control.

Esta campaña, que busca fomentar el reciclaje de RAEE, pone al alcance del ciudadano el buscador de puntos limpios que le permite localizar fácilmente estos centros de reciclaje , además de información sobre su ubicación exacta, horarios, tipos de residuos que recogen, y la posibilidad de contactar directamente con los responsables de las instalaciones.

Para la OCU el consumidor es un agente fundamental en lo que se refiere al tratamiento del residuo, y su contribución es indispensable para su correcta gestión.