Fecha de cotización

Cambio

Seleccione los metales que desea representar:

Cobre
Plomo
Zinc
Aluminio
Niquel
Aleación de Aluminio
Estaño
COBRE: 00.000 € | 00.000 $
ZINC: 00.000 € | 00.000 $
NIQUEL: 00.000 € | 00.000 $
ALUMINIO: 00.000 € | 00.000 $
ALEACIÓN DE ALUMINIO: 00.000 € | 00.000 $
PLOMO: 00.000 € | 00.000 $
ESTAÑO: 00.000 € | 00.000 $

La industria, como también otros sectores, requiere cumplir la normativa de prevención de riesgos laborales, que permita a los profesionales cumplir con su cometido, reduciendo al máximo posible que por ello existan riesgos.

En Lyrsa somos conscientes del riesgo que puede tener nuestro trabajo y, sobre todo, para nuestros profesionales. Por este motivo hemos desarrollado un sistema de gestión de prevención de riesgos laborales, totalmente adaptado a las necesidades que tienen nuestros trabajadores.

¿Qué es la prevención de riesgos laborales?

La prevención de riesgos laborales consiste en un conjunto de normas y actuaciones, dirigidas a prevenir cualquier riesgo en el lugar de trabajo.

Si lo aplicamos a la prevención de riesgos laborales que tenemos en Lyrsa es más fácil de entender. Los principios básicos que rigen este sistema de prevención son principalmente estos 3:

  • Priorizar la seguridad y la protección de la salud de los trabajadores. En este ámbito incluimos también cualquier persona que no forme parte de la plantilla, pero tenga que relacionarse con ellos por motivos de trabajo. En base a esta directriz, adoptamos criterios de prevención y tomamos decisiones, que permitan preservar esta seguridad.
  • Cultura de gestión preventiva. Es nuestra responsabilidad formar, implicar a la plantilla y transmitir una responsabilidad común por la prevención de cualquier riesgo laboral.
  • Compromiso con el cumplimiento. Nos debemos comprometer todos para cumplir este sistema de gestión de prevención de riesgos laborales. Esto también supone revisarlo, mejorarlo y adaptarlo a las situaciones cambiantes de la industria a la que pertenecemos.

¿Cuáles son los mayores riesgos en el trabajo industrial?

El trabajo industrial tiene dos tipologías de riesgos laborales. Por un lado, los que cualquier trabajo puede sufrir. Por otro lado, aquellos específicos de nuestro sector.

Entre los riesgos inherentes de cualquier trabajo están los siguientes:

  • Incendio y sustancias inflamables.
  • Sustancias corrosivas que deben transportarse o almacenarse en lugares apropiados.
  • Materiales que puedan provocar diversas reacciones.
  • Sustancias que sean tóxicas o nocivas para el ser humano.
  • Riesgos biológicos, por presencia de microorganismos patogénicos peligrosos.
  • Peligro por electricidad, tanto derivado de cortocircuitos como de contacto con cables de alta tensión.
  • Riesgo de las infraestructuras, tanto por accidentes puntuales como por desgaste progresivo.
  • Choques y accidentes mecánicos, es decir, relacionados con la maquinaria utilizada.
  • Aumento o reducción drástica de la temperatura.
  • Peligro de daño por ruido.
  • Riesgo de radiación.
  • Problemas relacionados con el oxígeno presente en las instalaciones.

Por otra parte, en lo que se refiere de forma concreta a cualquier proyecto industrial, los riesgos laborales también pueden estar relacionados con estos elementos:

  • Piezas de gran tamaño que están en movimiento.
  • Calor y fuego presentes en hornos de fundición.
  • Polvo que producen acciones rutinarias con los materiales.
  • Recipientes que pueden sufrir roturas y fisuras.
  • Explosiones, por los elementos químicos presentes o reacciones derivadas.
  • Vapores tóxicos, sobre todo si se producen derrames químicos.