Fecha de cotización

Cambio

Seleccione los metales que desea representar:

Cobre
Plomo
Zinc
Aluminio
Niquel
Aleación de Aluminio
Estaño
COBRE: 00.000 € | 00.000 $
ZINC: 00.000 € | 00.000 $
NIQUEL: 00.000 € | 00.000 $
ALUMINIO: 00.000 € | 00.000 $
ALEACIÓN DE ALUMINIO: 00.000 € | 00.000 $
PLOMO: 00.000 € | 00.000 $
ESTAÑO: 00.000 € | 00.000 $

 

Estos dos empresarios, padre e hijo por más señas, son responsables de una trama alrededor del reciclaje de estos electrodomésticos, cuyo objetivo no era otro que extraer los metales de estos aparatos, como el hierro y el cobre, que ha vivido en los últimos años un auge de su precio.  En dicha trama participaron también los responsables de otras empresas que se ocupaban de suministrarles los frigoríficos. Los condenados son también culpables de  haber generado un gran riesgo para la salud del Medio Ambiente y de las personas, al haber liberado a la atmósfera gases nocivos, ni más ni menos que 3.378 toneladas de dióxido de carbono (CO2). Los acusados incumplieron la normativa sobre los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos. Por todos estos delitos tendrán que cumplir dos años y medio de prisión.

Más allá de este caso que sólo parece ser la punta del iceberg, lo cierto es que España tiene un grave problema con la basura electrónica. Se calcula que más de 600.000 toneladas de frigoríficos, neveras y televisores se desguazan en plantas no autorizadas. Sin tener en cuenta que contienen residuos peligrosos y contaminantes estos electrodomésticos se abandonan constantemente en cualquier vertedero.

Según el informe CWIT , elaborado recientemente por diversas instituciones internacionales, España figura en los últimos puestos del ranking europeo del reciclaje.  Entre otros datos destaca el hecho de que no se tiene constancia del destino de, aproximadamente, el 80% de los residuos electrónicos.

Aunque no existen datos oficiales, se calcula que más de un tercio de los Residuos Eléctricos y Electrónicos (RAEES) españoles finalizan su vida útil en plantas que no cuentan con las autorizaciones pertinentes, que no disponen de la tecnología ni del personal con la formación necesaria para hacerse cargo del reciclaje de este tipo de productos. Por otro lado, se calcula también que otro tercio acaba en manos de las mafias, que hacen negocio con los residuos de estos aparatos. Toda esta situación origina un tremendo problema de salud y de Medio Ambiente.  Y además, el gran inconveniente de no conseguir ser capaces de volver a utilizar esos recursos reciclables que, de esta forma, no vuelven al ciclo al ciclo económico.

Lyrsa dispone de varias plantas autorizadas en toda España para el almacenamiento temporal y el tratamiento de RAEES y de una planta específica para el tratamiento de equipos de frío en Madrid, donde los frigoríficos y otros electrodomésticos como lavadoras, móviles, ordenadores…  al final de su vida útil, se reciclan en materias primas de primera calidad. Siempre bajo el estricto cumplimiento de la normativa medioambiental, la planta está certificada con el título Weeelabex, una entidad jurídica internacional  sin ánimo de lucro que promueve la mejora de las prácticas de gestión de los RAEE en Europa.