Fecha de cotización

Cambio

Seleccione los metales que desea representar:

Cobre
Plomo
Zinc
Aluminio
Niquel
Aleación de Aluminio
Estaño
COBRE: 00.000 € | 00.000 $
ZINC: 00.000 € | 00.000 $
NIQUEL: 00.000 € | 00.000 $
ALUMINIO: 00.000 € | 00.000 $
ALEACIÓN DE ALUMINIO: 00.000 € | 00.000 $
PLOMO: 00.000 € | 00.000 $
ESTAÑO: 00.000 € | 00.000 $

La composición de baterías es compleja y tóxica. Si no realizamos un proceso de reciclaje óptimo, el entorno se verá afectado por su gradual oxidación y descomposición de sus componentes, pudiendo llegar a ser incluso peligroso para los seres vivos que estén cerca.

En Lyrsa ofrecemos el servicio de reciclaje de baterías de coche para talleres y pequeños productores, además también brindamos asesoramiento sobre los trámites administrativos en este ámbito.

La composición de las baterías

Las baterías están fabricadas con compuestos de plomo, ácido-plomo, así como polipropileno de las carcasas.

Todos estos materiales son reciclables, pero para ello es necesario contar con la maquinaria y recursos necesarios.

El proceso de reciclaje de las baterías es el siguiente:

  • Recogemos las baterías agotadas, ubicadas en un punto de recogida designado, mediante nuestra flota de transporte específicamente preparada para este trabajo.
  • Una vez llegan las baterías a nuestras plantas, procedemos con la trituración de las mismas.
  • Tras este paso, podemos separar más fácilmente los compuestos que las forman.
  • A estos compuestos podemos someterles a una fundición para así obtener plomo puro y aleaciones.
  • Finalmente, con los materiales obtenidos, es posible fabricar nuevas baterías por las empresas interesadas.

En Lyrsa contamos con plantas especializadas en el transporte y almacenamiento de residuos peligrosos en centros de captación distribuidos por toda España. Así podemos abordar este servicio, en cualquier lugar de la península.

¿Qué elementos tóxicos contiene una batería?

De todos los elementos que componen una batería, el plomo es el más tóxico de todos, por eso es importante realizar un proceso de reciclaje válido y profesional.

Por ejemplo, cuando realizamos la trituración de las baterías y separamos sus componentes, también debemos encargarnos de neutralizar el ácido que guarda en su interior. Además, obtenemos también los compuestos óxidos y metálicos del plomo.

El polipropileno no es que sea tóxico. Podemos estar junto a él sin que nos sometamos a ningún riesgo. Pero sabemos el impacto actual que está causando en el entorno y también debemos proceder a su reciclaje.

Por ese motivo, cuando obtenemos el polipropileno de las carcasas, almacenamos todo el material y lo llevamos a plantas especializadas en el reciclaje de plásticos.

Respecto a la fundición de los compuestos de plomo que os hemos comentado, desde Lyrsa contamos con nuestra planta de Recobat, en Albalate del Arzobispo (Aragón).

Allí se lleva el proceso de fundición, con el que obtenemos plomo de obra y lingotes de plomo de alta pureza, que además están homologados por el LME, la Bolsa de Metales de Londres. Además, con la fundición también obtenemos lingotes de distintas aleaciones, como por ejemplo plomo-calcio o plomo antimonioso.

Beneficios del reciclaje de baterías

El principal beneficio que nos ofrece el reciclaje de baterías de coche, recae en evitar que su toxicidad afecte al medio ambiente o a los seres vivos. Pero además, las empresas pueden ahorrar costes con baterías recicladas y reducir su consumo energético.

A ello sumamos también que podamos fabricar nuevas baterías, sin necesidad de extraer materias primas, lo que implica a su vez reducción de costes, de energía y de transporte. Un beneficio global para todos.