Fecha de cotización

Cambio

Seleccione los metales que desea representar:

Cobre
Plomo
Zinc
Aluminio
Niquel
Aleación de Aluminio
Estaño
COBRE: 00.000 € | 00.000 $
ZINC: 00.000 € | 00.000 $
NIQUEL: 00.000 € | 00.000 $
ALUMINIO: 00.000 € | 00.000 $
ALEACIÓN DE ALUMINIO: 00.000 € | 00.000 $
PLOMO: 00.000 € | 00.000 $
ESTAÑO: 00.000 € | 00.000 $

Los cables conductores de aluminio son, junto a los de cobre, los más utilizados en el mundo.

Existe una postura de preferencia del cobre sobre el aluminio. Sin embargo, este material (el tercero que está con mayor frecuencia en toda la corteza terrestre), tiene unas propiedades únicas, que le hacen muy recomendable como conductor.

¿Qué son los cables conductores de aluminio?

Los conductores en un cable son los elementos que permiten que pase a través de ellos la energía. Sin su presencia un cable no podría ofrecer las funciones que tiene actualmente.

Los conductores de aluminio están formados, efectivamente, por este material. La mayoría de cables conductores de aluminio son aprovechados por las compañías eléctricas.

El aluminio utilizado en estos cables está formado en realidad en distintas aleaciones, que poseen hasta un 99,5% del material.

Conductores de cobre vs. aluminio

Si ponemos ambos materiales en comparativa en relación a la conductividad, parecería que el cobre gana en eficiencia con ventaja. Pero en realidad hay algunos aspectos del aluminio como elemento conductor que nos convence en su aprovechamiento.

En la práctica, el aluminio ofrece un 60% la conductividad que podemos lograr con el cobre. Por tanto, el cobre es mejor conductor y también material mayoritario en los cables que utilizamos en la sociedad actual.

Sin embargo, el aluminio tiene un 30% el peso del cobre. Esto significa que con este material es posible crear cables realmente ligeros, lo que en algunas instalaciones puede ser una diferencia determinante.

Aunque tiene menos peso, su resistencia eléctrica es la misma que la del cobre. Por tanto, no vamos a perder nada de eficiencia y tendremos cables mucho más ligeros.

Además, hay que añadir otra ventaja a tener en cuenta. El aluminio cuesta un tercio por unidad respecto al cobre. Esto significa para las empresas que se responsabilizan de la compra de este material, una reducción considerable respecto a la inversión que se debe hacer.

Esto presenta al aluminio con prioridad en algunos proyectos. Por ejemplo en aquellos por parte de compañías eléctricas que lo escogen para las líneas aéreas de transmisión. Consiguen una calidad óptima, pero con una inversión mucho menor que si escogieran cobre.

Además, también es elegido en aquellas instalaciones en las que el peso sea determinante, como por ejemplo en la construcción de aeronaves y en parte de la industria del automóvil.

Reciclaje de cables de cobre y de aluminio

Tanto de aluminio como de cobre o de cualquier otro tipo, en Lyrsa realizamos reciclaje de cables en un servicio integral, es decir, que nos encargamos de todo el proceso.

Contamos con una planta de reciclado de cables de cobre en Lyrsa Álava y otra de cables de aluminio en Lyrsa Valladolid.

Gracias a la maquinaria y recursos específicos en cada una de ellas, podemos triturar los residuos y separar todos sus componentes, metales y plásticos principalmente, para obtener así materiales de la máxima pureza y calidad.

Con este reciclaje, evitamos que las empresas tengan que invertir en la extracción de la materia prima original (cobre y aluminio), además de reducir en emisiones contaminantes y en gasto energético.