Reciclaje y recogida de Chatarra Lyrsa

Tipología, origen y proceso del reciclado de la chatarra

Por definición, la chatarra es aquel material de desecho compuesto por sustancias o trozos metálicos viejos, en especial de hierro, pertenecientes a objetos diversos, máquinas o aparatos en desuso, que pueden ser reciclados. La palabra chatarra procede del euskera, "txatarra", que significa "lo viejo".

Existen dos grandes tipos de chatarra:

  •          Chatarra de metales ferrosos: proviene del hierro, acero y otros elementos.
  •          Chatarra de metales no ferrosos: chatarra de otros metales, como residuos de aluminio, zinc, cobre, magnesio, estaño, plomo, níquel…

Encontramos, principalmente, tres orígenes que nos dan una idea de la gran importancia que tiene la chatarra dentro del sector del reciclaje

  • Propio: generada en la fábrica, refinería o fundición y recuperada y reutilizada allí mismo.
  • Industrial: sobras de chatarra derivadas de desechos originados durante la elaboración de diferentes productos hechos con metal: electrodomésticos, maquinaría, automóviles, barcos, latas y envases de acero…
  • Obsoleto: se trata de productos que ya están en desuso. Por ejemplo, los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) y Vehículos Fuera de Uso (VFU).

Formulario de contacto

Chatarras Lyrsa

Así pues, el volumen de chatarra que se genera es enorme y procede de ámbitos diversos como los anteriormente citados. De hecho, la de la chatarra es la principal industria que reutiliza materiales que no son biodegradables.

Sea ferrosa o no ferrosa, toda la chatarra es reutilizable y puede resultar muy valiosa. No en vano, el negocio del reciclaje de chatarra está implantado en todo el mundo. 

Cuando los objetos fabricados con ellos caen en desuso, el acero y el hierro, así como el resto de metales, pueden ser reciclados una y otra vez,  sin perjuicio de su calidad. La fundición en hornos suele ser la fase final de un complejo proceso que dará lugar a un nuevo material útil.

Éste es el sentido del reciclaje de la chatarra: convertirse, después de dicho proceso, en nuevos productos. De esta forma, se contribuye a la conservación del medio ambiente, ya que se generan menos residuos, se

consumen menos recursos naturales y se reduce la contaminación del agua y el aire. Y en el plano estrictamente económico, el reciclaje de la chatarra supone un ahorro energético, menor gasto de agua y derroche de materias primas.

Estos motivos, ante la evidencia de que los recursos naturales son limitados y la necesidad de ahorrar energía y de economizar en el proceso, ponen de manifiesto la importancia de despertar una conciencia, valorar y fomentar la adecuada recuperación de materiales de desecho relacionados con la chatarra.

 

Ofrecemos servicio de recogida y reciclaje de chatarra en las siguientes ciudades

Lyrsa ofrece todos estos productos y servicios de reciclaje de chatarra en un buen número de provincias españolas (Madrid, Barcelona, Valencia, Vitoria, Sevilla, Zaragoza…) y Portugal.

 

Tipos de Chatarra: Gestión y metodolgía.

Dentro de nuestros productos y servicios, en Lyrsa nos encargamos de la recogida de chatarras férricas. Para realizar esta labor, disponemos de una gran flota de contenedores específicos para chatarra y camiones portacontenedores, dotados de grúa y medios para la retirada de estos materiales, además de prensas móviles para facilitar el transporte a nuestras instalaciones. Allí, se procede a la clasificación, homogeneización  y tratamiento de estas chatarras. Una red nacional de plantas fragmentadoras para su tratamiento y un estricto control

radiológico para asegurar la ausencia de materiales contaminantes, completan el servicio que prestamos respecto a las chatarras férricas.

En cuanto a las chatarras no férricas, en todos los centros del Grupo Lyrsa se tratan metales como cobre, aluminio, latón, plomo, bronce, etc.  Además, trabajamos el tratamiento y fundición de dos metales concretos, plomo y aluminio, en sendas plantas que obtienen al final del proceso lingotes de aluminio puro, o con las aleaciones solicitadas por nuestros clientes por un lado, y lingotes de plomo puro,plomo de obra y otros derivados del plomo por otro.

Otros productos y servicios que ofrecemos en nuestras diferentes sedes abarcan el caso concreto del reciclaje de las chatarras de acero: recuperación de dicha chatarra y control de calidades y contenidos mediante aparatos de espectrometría y personal altamente cualificado. Contamos con plantas especializadas, instalaciones específicas de fragmentación de aceros y plantas de oxicorte automático. Asimismo, nuestra Unidad de Aleaciones Avanzadas está formada por un equipo de especialistas en superaleaciones y aceros especiales.

Respecto al reciclaje de chatarra obsoleta, contamos con una línea específica de servicio de reciclaje de Residuos de Aparatos Electrónicos y Eléctricos (RAEE) con una gran cantidad de medios a disposición de nuestros clientes. Por su parte, la gestión ecológica de Vehículos Fuera de Uso (VFU) se realiza en nuestros CAT (Centros Autorizados de Tratamiento).