El reciclaje y la reutilización de móviles, muy beneficiosos para el Medio Ambiente

Según las conclusiones de un reciente estudio de Back Market el reciclaje de móviles en  España evita la emisión de 60.000 toneladas de C02 y representa un ahorro aproximado de 24 millones de litros de agua anuales.

Este mercado ha aumentado en un 25% en los últimos tres años. Por otro lado, de acuerdo con las cifras publicadas por las consultoras Gartner y Deloitte, se reutilizan alrededor de 2 millones de smartphones, cifra que supone el 10% de todos los dispositivos de este tipo que se utilizan en nuestro país.

El Smartphone se ha convertido en uno de los RAEE más contaminantes y nocivos para nuestra salud. De hecho se sabe, gracias a un estudio de la Universidad de Surrey, que un teléfono móvil incluye hasta 40 materiales tóxicos (entre otros, arsénico, antimonio, berilio, plomo, níquel y zinc, o metales pesados como el plomo, cadmio o el mercurio).

No obstante, el elemento más contaminante de estos dispositivos es su batería, capaz por sí sola de contaminar 600.000 litros de agua, que equivale a todo el consumo doméstico español de agua durante un día. Por ello es muy importante alargar su vida útil antes de reemplazarlo por otro dispositivo. Continuando con el estudio de Back Market, cada móvil reutilizado evita un promedio de 30 Kg de CO2 emitidos a la atmósfera y supone un ahorro de 12 litros de agua limpia.

Y también es fundamental que estos dispositivos no acaben nunca en la basura, dado que los materiales tan contaminantes que los componen no son biodegradables.

Por ello, es fundamental reutilizar y reciclar estos móviles usados para conseguir generar mucha menos basura electrónica y contribuir al cuidado del Medio ambiente.

A modo de resumen con estos dispositivos es fundamental seguir a rajatabla la regla de las tres R:

-          Reducir su uso (no acumular más que los necesarios). Sin embargo, los españoles tenemos muchos móviles en desuso acumulados. Se calcula que, aproximadamente, hay 3 millones de móviles olvidados o guardados en un cajón  (1 millón más de los que se reutilizan) en nuestros hogares.

-          Reutilizarlos para prolongar su vida útil: regalar a conocidos o familiares o donar a proyectos solidarios o relacionados con el Medio Ambiente.

-          Reciclar nuestro dispositivo móvil: los establecimientos que han procedido a la venta del móvil tiene la obligación de recogerlo y encargarse de su gestión para facilitar su correcto reciclaje. También se pueden llevar a los denominados puntos limpios, que ponen a disposición de los ciudadanos los ayuntamientos. Una vez que estos residuos llegan a las plantas autorizadas  de reciclaje de RAEE, como  las de Lyrsa, se les retiran los elementos contaminantes que hemos citado y el resto de componentes se procesan para convertirlos en materias primas para fabricar nuevos productos. Al tratarse los RAEE de residuos muy específicos su tratamiento es diferenciado.